BadMan Wines: Los chicos malos del vino ðŸ˜‰

➡️ Lo hacemos todo solos, no le hemos pedido ayuda nadie

➡️ El consumidor joven necesita probar cosas nuevas, salirse de lo clásico

Simbad Romero, Manuel Carrizosa Zúñiga y Sergio Valadez, son los chicos malos del vino actual.

Venga que no, que no son malos, es el nombre que sale al juntar la segunda sílaba del nombre del primero con la primera sílaba del nombre del segundo y les gustó como quedaba: Sim-BAD MAN-uel, que fueron los fundadores del proyecto, Sergio se incorporó después.

Si a eso le añadimos que los chicos malos siempre resultan más atractivos…

Manuel:

La idea se le ocurrió a mi padre una noche en la Sierra de Huelva donde mi familia tiene una casa. Habíamos decidido empezar este proyecto juntos pero no teníamos nombre. Propusimos muchos pero ninguno nos acababa de encajar y al final mi padre nos convenció, después de todo era nuestra aventura personal.

La verdad es que les va como anillo al dedo el sellar con sus nombres el proyecto que simboliza una unión que se gestó en un vecindario de Sevilla, cuando Simbad y Manuel eran aún muy pequeños, y que los llevó a recorrer el mundo juntos.

Andan juntos desde pequeñitos

Manuel y Simbad acumulan aventuras y correrías desde que se conocieron siendo vecinos, a los 4 añitos, en su Sevilla natal.

JVS: Jóvenes pero sobradamente preparados

Crecen, van al colegio y ya en la Universidad, escogen carreras diferentes: Simbad elige Química y Manuel, Biología. Pero estaba claro que el destino tenía planes de volverlos a juntar.

Simbad:

Mientras terminaba la carrera de Química en Austria, empecé a trabajar para una bodega gracias a una asignatura. Me gustó mucho y decidí seguir estudiando la licenciatura de Enología una vez acabado lo anterior, siendo hoy en día licenciado en Química y licenciado en Enología.

A Manuel le ocurre algo parecido y también obtiene licenciaturas en Biología y Enología, y eso que ninguno de los dos provenía de familias con tradición vitivinícola.

La vuelta al mundo de bodega en bodega

Se lían la manta a la cabeza y deciden conocer por sí mismos como se elabora el vino en diferentes lugares de España y también del extranjero, trabajando para bodegas ubicadas en lugares del mundo tan distantes como Italia, Argentina, Francia, EE.UU., Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica…

Simbad y Manuel:

Ver tantas cosas y tantos lugares te da una visión amplia de la enología, te abre la mente y te hace tener otra perspectiva tanto en bodega como en viña. Hemos trabajado muchas formas diferentes de elaboración, muchas técnicas, etc.

Durante esos muchos años aprendieron de profesionales de renombre internacional realizando dos vendimias al año, adquiriendo una valiosísima experiencia pero sin perder nunca su objetivo final: volver a su tierra y aplicar todo ese conocimiento para el desarrollo de su proyecto personal, lo que en un futuro se convertiría en BadMan Wines.

Regreso a España: Cambian Sevilla por Ronda

Regresan a España, empiezan a trabajar para otras bodegas y acaban recalando en Ronda.

Allí un viticultor que había plantado sus viñas en el año 2002 va a buscarlos para proponerles elaborar vino con su uva. Había tenido malas experiencias con otros compradores, conocía a Manuel y Simbad desde hace tiempo y le gustaba lo que hacían y cómo lo hacían.

En el año 2016 llegan a un acuerdo de alquiler del viñedo para varios años y es cuando ya se puede decir que el proyecto BadMan Wines empieza a andar.

En enero de 2019 se incorpora el tercer chico malo: Sergio Valadez, vecino también de Ronda y amigo de Simbad y Manuel, que aunque haya sido el último en llegar, se ha implicado a fondo en todos los procesos y ya es la tercera pata de este proyecto por mérito propio.

Pues veamos esas viñas

Controlan 1,7 Ha de viñedo situadas en el municipio de Ronda, a 2 km del núcleo urbano de la localidad, en dirección hacia la Sierra de las Nieves, a más de 800 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Esta ubicación produce una amortiguación térmica muy importante que es responsable por un lado, de temperaturas medias más bajas, y por otro y más significativo, una gran amplitud térmica entre el día y la noche en los meses de verano. Esto se traduce en una maduración excelente de las uvas y a la postre, en vinos con una marcada acidez natural y muy aromáticos.

Lo componen 5 variedades: Chardonnay, Merlot, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y Syrah, a las que en 2016 se incorpora la Moscatel de Alejandría de unas parcelas centenarias que Manuel y Simbad localizaron en las laderas de la localidad de Manilva, en la costa malagueña muy cerca de Cádiz.

Vamos creciendo y ya para el año que viene, tendremos que ampliar, mirar y gestionar otra u otras viñas.

Su cuidado

El viñedo lo trabaja un equipo dirigido y supervisado por Manuel y Simbad.

Nuestra convicción a la hora de manejar el viñedo, es respetar lo máximo posible nuestro entorno, generando un suelo vivo, que nos permita seguir obteniendo buenos resultados con el paso de los años a la vez que cuidamos nuestro ecosistema.

El perfil del suelo situado en Ronda, es areno-arcilloso con un fuerte componente calizo en el subsuelo que proviene de una gran roca madre caliza que emerge hasta la superficie creando un terreno pedregoso:

Gracias a esta combinación podemos obtener vinos frescos y minerales.

Ya toca hablar de los vinos

Su visión de la elaboración

La bodega de elaboración se encuentra en la misma localidad de Ronda, es una bodega pequeña pero cuenta con todo lo necesario para que, de una manera individualizada y personalizada en cada elaboración, hacer grandes vinos:

No rechazamos de plano la tecnología, ocupa su lugar dentro del proceso de elaboración hoy en día. Siempre tenemos presente lo que queremos hacer y lo hacemos de la mejor manera posible para conseguirlo, haya que usar o no la tecnología.

Su objetivo es crear vinos con sello y personalidad propia que a la vez definan con precisión la zona de la que proceden:

La más alta de Ronda, aislada, suelo con mucha roca, buena estructura, aireado, suelos calizos con subsuelo rocoso a los pocos cm, mucha aireación en la superficie debido a la situación donde se encuentra, orientación perfecta…

En la actualidad su portfolio consta de 6 vinos

Un blanco joven, un blanco fermentado en barrica con crianza sobre lías, un rosado de prensado directo, un tinto joven con afinamiento en depósitos ovoidales, un tinto con crianza y un tinto fermentado en barricas (vinificación integral):

Tratamos de hacer monovarietales que expresen lo mejor de cada variedad. Obviamente los guiamos durante todo el año para tener tipicidades muy diferentes para obtener vinos que no tengan nada que ver uno con el otro.

Presente y futuro

VinObjetivo: ¿Os vais a quedar con estos 6 vinos o pensáis crecer?

Cada año hacemos experimentos, cositas diferentes, ediciones especiales que después pondremos o no a la venta, o quizás nos las bebamos nosotros. En principio estamos con esos 6 vinos, quizá el año que hagamos uno nuevo pero no podemos decir nada aún, no es seguro.

VO: En la actualidad se están notando importantes movimientos alrededor del vino andaluz en general y del de Málaga en particular ¿Qué sensaciones tenéis vosotros?

Se están empezando a conocer mucho los vinos andaluces tintos y blancos, sobre todo de las sierras de Málaga y los de Cádiz, después Granada o Sevilla también están empezando a tener reconocimiento. Ya era hora, la verdad es que hay vinos muy buenos, mucho mejores que en otros sitios que igual tienen más nombre, pero eso la gente lo empieza a notar y sobre todo a apreciar.

Aquí se hacían vinos hace 3000 años cuando llegaron los fenicios, en cultura, historia y en otras cositas, poca gente nos puede ganar. Entendemos que la filoxera le vino muy mal a Andalucia pero todo se está recuperando de nuevo, incluyendo las variedades autóctonas únicas que hay en esta parte de de la península.

El diseñador del diseño inconfundible de la imagen de BadMan Wines es Isaac Estepa

VO: ¿Cómo se están recibiendo vuestros vinos en Andalucía? ¿Y en el resto de España?

Los vinos gustan, cada vez más, empiezan a ser reconocidos y estamos recibiendo premios. Llegamos a mucha gente por el diseño joven y atrevido, la gente nos recuerda antes que otros vinos la primera vez que los prueban. Y aquí quiero nombrar a Isaac Estepa, nuestro diseñador, porque a él le debemos nuestra imagen tan reconocible y recordable

Pero lo más importante es que son vinos muy bien hechos, con una historia personal detrás bastante potente. Además y entre otras muchas cosas, lo hacemos todo solos y sin haber pedido ni un duro a nadie. Los tres llevamos otros proyectos (Sergio fuera del mundo del vino, es arquitecto) y el esfuerzo que hacemos es muy grande.

VO: ¿Exportáis al extranjero? ¿Consideráis que es más fácil que el consumidor extranjero entienda vuestros vinos que el consumidor español?

En Ronda o en cualquier otro lugar en el que hemos ofrecido nuestros vinos a un consumidor extranjero, alucinan, les gustan mucho. Nos hemos dado cuenta de que les encanta el proyecto, la historia, charlar con nosotros.

Aún no exportamos pero empezaremos dentro de poco puesto que nos estamos asentando ya en el mercado nacional. Hay que tener en cuenta la producción tan pequeña que tenemos (13500 botellas/año). No todo el mundo podrá acceder a vender nuestro producto, pero también ésa es la idea, la exclusividad.

A vuelta con el cambio generacional en el consumidor de vino

VO: ¿Cómo veis la incorporación del consumidor más joven al mundo del vino?

Cada vez mas interesados. Les gusta probar, gastan dinero, pero no quieren vinos clásicos, ni riojitas ni riberitas. Es un concepto que está un poco anclado en otra época para este tipo de consumidores, la realidad es que hoy en día están de moda otras cosas lejanas a estas dos regiones.

El cambio se ve a simple vista yendo a restaurantes o bares donde frecuenta la gente joven, las botellas encima de la mesa hablan por sí solas, no es algo que digamos nosotros. El consumidor joven necesita probar cosas nuevas y salirse de lo clásico.

Antes de despedirnos

VO: ¿Cómo definiríais vosotros el concepto BadMan Wines?

Es un proyecto nuevo que está abierto a evolucionar de la mejor manera. Ahora estamos haciendo estos vinos pero no paramos en la búsqueda de comenzar a trabajar variedades de la sierra, tarea que no es nada fácil debido a la enorme burocracia que tenemos que afrontar las empresas.

VO: ¿Y vuestros vinos?

Son vinos con mucha alma, con mucho esfuerzo detrás y tratados de manera inmejorable, ponemos mucho cariño en todo lo que hacemos.

Y eso se nota ¡Os invitamos a comprobarlo! Y a estar pendientes de su actualidad siguiendo sus redes sociales:

@badmanwines

© Mara Funes Rivas – Agosto 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.