En el año 1995 Clara Verheij y André Both, originarios de la ciudad holandesa de Utrecht, descubren la Axarquía malagueña y se enamoran de los pueblos blancos de Bentomiz.

Aunque en un primer momento dirigen sus carreras profesionales a la construcción de viviendas impecablemente integradas con su bello entorno él, y a dar clases de idiomas y ofrecer servicios de interpretación ella, pronto descubren la joya de la Axarquía, su vino, y deciden dar una vuelta de tuerca más a su arriesgada aventura:

Crean Bodegas Bentomiz

Hoy, 15 años después, han pasado de hacer prácticamente con las manos unos primeros vinos artesanales, a una elaboración controlada hasta el más mínimo elemento, desde la viña hasta el embotellado, de unos vinos reconocidos internacionalmente por su calidad, que se encuentran en los mejores restaurantes en el mundo pero que en todo momento mantienen la esencia de las escarpadas pendientes que los vieron nacer.

André dirigiendo el trabajo de campo y Clara controlando toda la toma de decisiones en cuanto a vendimia y el proceso de vinificación y crianza, han creado un tándem de una solidez indiscutible, que sigue investigando, recuperando y trabajando con las variedades autóctonas de la zona y que nos van a seguir regalando con deliciosas sorpresas en forma de vino.

Descubre sus vinos y sus historias, el cómo, el porqué y el qué en esta página:

Los Vinos de Bodegas Bentomiz catados por VinObjetivo

Las Historias de Bodegas Bentomiz contadas por VinObjetivo