Hasta hace apenas 30 años, la bobal se le consideraba una uva perfecta para granel por la gran producción de sus cepas, pero hubo quien supo ver en sus viñas viejas de principios del siglo XX una sabiduría que sin duda podría dar vinos de gran calidad.

Cerro Gallina Bobal 2015 está elaborado a partir de un viñedo de 90 años al que se le ha cuidado con esmero y limitado su producción. El resultado es un vino de gran elegancia, estructura y acidez, sabroso ya pero con una larga vida por delante.

Leed más