Con estos credenciales se presenta este vino blanco riojano, elaborado mayoritariamente con la variedad autóctona viura, a la que la verdejo y la sauvignon blanc añaden exotismo y chispas vibrantes.

Un vino franco, sincero y fresco: