Cuando catamos a ciegas este vino hubo un concepto que se nos coló mientras lo evaluábamos y era su equiparación a vinos blancos de gran complejidad como pueden ser los provenientes de Borgoña o Mosela.

Averiguad porqué y descubrid esta criatura creada y engendrada por un vigneron francés enamorado de Toro, Antony Terryn.

Léelo