Goyo García Viadero es reconocido ampliamente como uno de los viticultores más influyentes del momento y el que más y mejor ha sabido impulsar los vinos naturales en la zona de la Ribera del Duero.

Pero hoy os lo traemos con una rareza de espectacular belleza, un vino elaborado a partir de la variedad graciano que fue plantada por error por él mismo de adolescente en una parcela de Burgos.

Al no estar reconocida en la denominación de origen Ribera del Duero, no se puede considerar como tal -aunque lo sea- pero ningún papel le puede restar su belleza: