Hubo un tiempo que en La Rioja en general y en la localidad de Alacandre en particular, la garnacha era la variedad mayoritaria.

Tras décadas de arranque indiscriminado, Parcelas de Aradón luchó por defender sus parcelas de garnacha vieja y concretamente con cuatro de ellas, pequeñas y con más de 80 años de vida, elaboran este seductor vino, de engañosa sencillez y gran equilibrio: