Hay muchas caras de La Rioja, pero la que representa El Vino Pródigo significa la vuelta a las esencias pero con una mirada joven y sin prejuicios, entendiendo el vino desde la viña y respetando la tradición no intrusiva, que permita expresarla en su plenitud.

Ya os hemos mostrado la frescura de su Placeres Sensoriales y la raza de La Viña de la Merce.

Ahora es el turno de la elegancia, de la exclusividad de unas pocas miles de botellas, ahora os toca entender porqué El Vino Pródigo necesariamente tiene que llevarnos a

Pródigus Venit