Antony Terryn es uno de los revolucionarios que echó patas arriba la manera tradicional de elaborar en Castilla y León, concretamente en Toro, abanderando el concepto de “vigneron”.

Recientemente ha liderado un movimiento que ha calado profundamente, la reivindicación del vino rosado como un vino de calidad y gastronómico, pero esto no es todo, ahora quiere reinventar el blanco…

¿Queréis saber más?