La vid es una forma de vida

En estos últimos meses han aprovechado para trabajar en la finca y adelantar faena porque la viña no para, planificando la campaña de la próxima vendimia y la reapertura de puertas a las visitas que previsiblemente tendrá lugar el próximo mes de julio:

Intentamos que el paisaje de alrededor se refleje en cada botella

Rosalía Molina

Descubre la Manchuela a 1000m de altitud

La bodega Altolandon se encuentra localizada en el municipio de Landete, provincia de Cuenca, en una suerte de cruce de caminos entre Teruel, Valencia y Cuenca, a 1.100 metros sobre el nivel del mar.

Fue fundada por Rosalía y Manolo en el año 1998:

Decidimos plantar una pequeña viña y comenzamos haciendo el vino en casa, quitando muebles para poner en ella las barricas.

En verano las noches son frías y los días calurosos, perfectos para obtener una maduración y acidez óptimas en las uvas. En invierno hay un largo periodo de heladas y nieves, llegando a alcanzar los -15ºC

Rosalía tenía tan sólo 7 años cuando subida al tractor de los abuelos de su mejor amiga daba buena cuenta de ese sopanvino (pan con vino y azúcar) para merendar de camino al viñedo para ayudar en vendimia…

Rosalía Molina jugó con uvas de niña y de mayor…, pues hizo vino

La familia de Manolo procede de Landete por lo que conocía bien el terreno y su potencialidad, por esa razón deciden que sea él quien se encargue de las labores del campo y la viticultura.

Una viticultura y una visión del campo 100% natural y respetuosa con el entorno, que Rosalía se encarga de trasladar a los vinos.

Rosalía estudia enología en la Escuela de Viticultura y Enología de Requena, estudios que completa con un máster en Viticultura, Enología y Marketing del vino, y prácticas en varios países además de en Manchuela.

Hay que conocer el viñedo, pisarlo, ver que te cuenta cada año y planear lo que tendrás en bodega cuando llegue el momento.

Novedades de Altolandon en VinObjetivo

Cata a ciegas de su vino Dulce Enero 2018, un vino de hielo naturalmente dulce

Un vino de hielo de verdad. La uva se vendimia a finales de enero para que la temperatura sea como máximo de -8ºC:

Las Historias de Altolandon contadas por VinObjetivo

Vinos ecológicos y veganos

El terroir tiene una máxima importancia, ya que es lo que hace cada vino y cada proyecto diferente, el conjunto del suelo, el clima, el emplazamiento. Su objetivo es conseguir es que este terroir se exprese en la botella, incidiendo en el viñedo y en los vinos lo menos posible.

Durante los 4 primeros años elaboraron un sólo vino: Altolandon. Después se incorporaron Altolandon Blanco, y más tarde Rayuelo, hasta llegar a la cifra actual de 7 sin contar con los que conforman el proyecto Mil Historias:

Vinos Mil Historias

Aunque como ya dijimos anteriormente, todos los vinos que nacen en Altolandon son ecológicos y veganos, el proyecto Mil Historias busca incidir en la biodiversidad de la finca, en la que conviven en perfecta armonía abejas, girasoles, lavanda, amapolas, mariquitas, gallinas, caracoles.

Éste es el último y quizás más personal proyecto de Rosalía y Manolo.

El nombre hace referencia a las Mil Historias de las que esta compuesta nuestra vida, las mil historias que hay detrás de un vino, y las mil historias que contamos al abrir una botella y compartirla

Se trata de vinos monovarietales, elaborados unos con uvas autóctonas y otros no, que reflejan la realidad que vive en sus parcelas

Los Vinos de Altolandon catados por VinObjetivo

Todos los vinos de Altolandon

Los encontraréis todos en la página web de Altolandon

© VinObjetivo – Actualizado en junio 2020