Durante décadas ejerció todas las labores posibles en una bodega de Jerez, desde becario hasta director técnico, pero Luis Arroyo Felices, químico y enólogo, o enólogo y químico siempre tuvo un sueño:

Para alguien enamorado de su trabajo como yo, el hecho de algún día tener su propia bodega es un sueño, un sueño que cuando despiertas en la mañana, desechas por imposible, salvo en mi caso que por pura testarudez…

No puedes dejar de leer este artículo sobre el creador del Palo Cortado que más ha sorprendido a críticos, restauradores y aficionados en el los últimos años: Palo Cortado de la Cruz 1767.

Aquí lo tienes