La mencía es una de nuestras variedades tintas favoritas y en el vino Carracedo 2015 encuentra una de sus expresiones más puras, desplegando elegancia, terruño, pasión…

No es de extrañar que sea el abanderado de uno de nuestros más estimados elaboradores: Bodega del Abad