Hace tiempo que venimos siguiendo esta bodega y en concreto, este vino blanco que es la segunda añada que catamos en VinObjetivo.

El Panel de Cata de VinObjetivo estuvo plenamente de acuerdo en que la añada 2018 ha supuesto un importante cambio de rumbo en la dirección de un perfil aromático más complejo y seductor, y una boca en la que destaca su acidez y frescura.

Todavía dando sus primeros pasos, su potencial de evolución es muy interesante.