El vino es parte de la vida, el vino es un ser vivo, y hoy el vino y todo lo que lo rodea, quiere contribuir a la lucha de las mujeres en su pelea diaria para derrotar al cáncer de mama y ginecológico.

Las hermosas fotografías del día a día en viñedo y bodega, que Ana Martínez Bujanda de Bodegas Valdemar ha realizado para la elaboración de este libro, son un canto a la vida y a la esperanza.