Os invitamos a leer la historia de este gran vino, un vino que no fue creado, sino que nació porque él lo quiso.

Entre los muros silenciosos de la icónica bodega Pérez Barquero, se gestó este Palo Cortado