130 años de vitivinicultura no deberían circunscribirse a una única zona, la sabiduría adquirida a lo largo de 5 generaciones es un tesoro que puede realzar el cultivo y la elaboración en otras regiones siempre desde el más absoluto respeto al entorno y la biodiversidad.

Esto es lo que ha hecho Bodegas Valdemar en un paraje muy particular de Nava de Roa, Burgos (Ribera del Duero) y os lo queremos mostrar: