Hoy os traemos un vino rosado singular, serio y vibrante a la vez, con empaque, estructurado y con una frescura chispeante. Un vino rosado cuyas uvas fueron específicamente seleccionadas para elaborarlo por su creador Antony Terryn, vigneron en Toro. Un vino rosado que no se creó porque las uvas no valían para otra cosa.

Mara Funes Rivas os lo cuenta:

©Mara Funes Rivas