Y la pregunta viene porque la finura, elegancia y complejidad de este vino descoloca y, que nadie se sienta ofendido, el último sitio al que se lo llevaría es a Castilla La Mancha…