Ya entrados en el otoño, queremos mostraros la expresión de una variedad de uva singular: la maturana tinta. Una uva tradicional de La Rioja cuyo cultivo fue abandonado y que Bodegas Valdemar entre otras, ha recuperado.

Se trata de una variedad que da vinos con un fondo cromático muy intenso y con unos matices tanto en nariz como en boca, elegantes y muy característicos: