Con este vino Bohemian Rhapsody 2018, el inquieto elaborador riojano Pedro Peciña, demuestra que el vino rosado se merece su lugar al lado de blancos, espumosos y tintos, sin ser infravalorado.

Cuando el vino rosado parte de uva de la mejor calidad y es tratado con el mayor de los vinos en bodega, es capaz de transmitir lo mejor de un gran vino blanco y de un gran vino tinto, y Bohemian Rhapsody 2018.

¿Y por qué este nombre? Porque va dedicado a un pequeña personita que es la Queen de la vida de Pedro Peciña: Clara Merce 😉