Aunque en las últimas tres décadas se ha hecho mucho por difundir que la variedad bobal de cepas viejas es una uva con un gran potencial y progresión, es con vinos como el Cerrogallina 2015 que llega realmente a su máxima expresión.

Si no la conocías Mara Funes Rivas y Javi Salmerón te muestran su mejor cara en este Cerrogallina 2015: