Regresamos a esta maravillosa finca reserva de la biodiversidad para comprobar una vez más que esa riqueza vegetal y animal crea un ecosistema único que permite la impecable adaptación de variedades de uva que no lo consiguen en otros terruños.

Ved por vosotros mismos la inspirada interpretación que de su Garnacha Blanca hacen en Dehesa de Luna, un vino serio y fresco, delicioso y complejo y con un potencial gastronómico tremendo: