Os invitamos a revisitar de la mano de este personalísimo vino pre-pirenaico el interesante proyecto de Edra Bodega y Viñedo, en la localidad de Ayerbe (Huesca).

Compuesto por un 50% Syrah y un 50% Merlot adaptadas de una manera realmente singular a esta tierra tan agreste y fría, es un vino equilibrado pero con carácter, meloso por fuera y musculoso y vibrante por dentro ¡Nos pide cocina de enjundia para acompañarlo!!!!!