Bodegas Valdemar inició una importante y muy valiosa labor de recuperación de 6 clones diferentes de la variedad graciano en la finca de Las Seis Alhajas en los años 90 del siglo pasado.

Fruto de esa investigación y de su traducción en una viticultura respetuosa con esta variedad que muchas veces es considerada compleja y a la que no se le suele entender, ha nacido el vino Las Seis Alhajas Graciano 2015, una delicia en nariz y paladar que Mara Funes Rivas y Javi Salmerón os explican en esta ilustrativa y accesible video-cata: