Una de las cosas más fascinantes del mundo del vino es que una variedad no se muestra de la misma manera en cuanto la cambies de ubicación, aún dentro de la misma denominación de origen.

Así ocurre con este vino, 100% albariño, elaborado por Adega Terras do Sur en el interior de las Rías Baixas, a orillas del río Miño, en el Condado do Tea: