Nuestro primer txakoli en cata a ciegas demostró ser un auténtico espectáculo de sutileza, elegancia, complejidad y proyección a futuro.

El txakoli que elabora Bodega Berroja es intenso, aromático, largo, sutil y profundo, extremadamente fino y con un potencial gastronómico tremendo.