Txakoli Berroja 2017: con gran clase y proyección a futuro

  • Bodega: Berroja
  • D.O./Origen: Bizkaiko Txakolina
  • Variedad: 80% Hondarrabi Zuri y 20% Riesling
  • Elaboración: Únicamente se utiliza mosto flor. Tras la vendimia manual, pasa por una maceración en frío y las dos variedades se vinifican por separado. La fermentación tiene lugar en depósitos de acero inoxidable
  • Crianza: El vino reposa en los mismos depósitos durante 8 meses junto a sus lías
  • Graduación: 12º
  • Fecha de cata: Cata a ciegas llevada a cabo el 19/09/2019

Información de interés: El viñedo está localizado a 200 m de altitud en una finca reconocida como Reserva de la Biosfera. La uva procede de una parcela seleccionada

Apreciación: La etiqueta utiliza una combinación de colores muy impactante que desde luego llama la atención y no deja indiferente.

El vino tiene color amarillo limón con reflejos ligeramente verdosos que van anunciando evolución. Tiene cierta densidad de caída.

La nariz es de intensidad media, madura y anuncia complejidad. Tiene acidez cítrica pero destacan desde el principio el hermoso abanico floral con pétalos blancos, amarillos y rosas. La frescura vienen de la mano de la hierba fresca y del heno y la fruta es cítrica pero blanca también, como la piel de la manzana.

Con oxigenación aparecen frutos secos ligeramente amargos y especias. Notas minerales de tiza y levaduras que recuerdan a espumosos de tierras frías. Aumenta complejidad con pinceladas de una sutil oxidación que cierran el círculo de una nariz equilibrada, compleja y atractiva.

Amplio y largo en boca, estamos ante un vino seco, de alta acidez pero impecablemente integrada y un ligero amargor.

Salino, mineral, y graso, su intensidad ácida compensa su untuosidad y equilibra una ligera calidez. Es muy sabroso, largo y su tanicidad le aporta estructura y opulencia.

Valoración global y recomendación de consumo: La nariz esconde una atrayente complejidad que va desplegándose poco a poco. Contrasta la sutileza de la fase olfativa frente a la intensidad de la boca, sostenida por una rica acidez.

Es un vino con estructura y carácter pero con muchísima frescura. Es estructurado pero sin exceso, equilibrado y gastronómico sin ser complicado.

Tremendamente interesante, es uno de los vinos más polifacéticos que hemos catado: nos parece perfecto lo mismo con pastas y arroces, como con embutidos blancos, con pescado blanco o azul, como con cocina fusión, con carnes a la brasa como con salsas elaboradas y/o picantes, y con todas las verduras, hasta las más amargas.

©Mara Funes Rivas – Octubre 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.