El vino que os proponemos aquí es una curiosa y sorprendente combinación de una variedad extranjera y bastante desconocida en España, llamada Lemberger en Alemania y Blaufränkisch en Austria con el terruño bello y extremo de la Serranía de Ronda.

Bodegas F. Schatz ha creado un vino expresivo, fluido, vibrante y con una conjunto de aromas y sabrosos que hace que te sea imposible dejar de beberlo hasta acabar la botella.