La Tinto Velasco es una variedad autóctona de la meseta castellana cuyo cultivo fue desgraciadamente olvidado, muy probablemente porque era una uva frágil y delicada, que requería mucho esfuerzo y cuidado.

Bodegas Verum, dentro de su proyecto de vinos singulares Ulterior, ha retomado su cultivo recuperando un antiguo viñedo abandonado, y tras conseguir que desplegara su antigua belleza, con su fruto ha elaborado uno de los vinos más singulares que hemos catado este año: