El vino natural, por su ausencia de aditivos y correctores tanto en la viña como en bodega, es como un rostro sin maquillaje, con sus virtudes y defectos a flor de piel.

Por esta razón, cuando encontramos en un vino natural como el García Georgieva Blanco 2018 esa belleza a menudo esquiva en estos vinos, nos confirma el gran trabajo de Goyo García Viadero desde la cepa hasta la copa:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .