Lo que es hoy en día Mas de Sella, su viñedo y sus vinos, son el resultado de la interacción de una familia, nuestra familia, con su tierra, nuestra tierra.

Hacia 1945, nuestro abuelo Jacinto Llinares adquiere una finca en la vertiente sur de la Sierra de Aitana, en la provincia de Alicante, a 900 metros de altitud y tan sólo 10 km del mar. En aquella época, las fincas de la zona tenían masías y las masías estaban habitadas por familias de agricultores que cultivaban la tierra.

Con los cultivos de las masías, las familias se auto-abastecían de los alimentos básicos para su supervivencia. Cada masía tenía sus olivos, cepas, árboles frutales, trigo, y animales, y con ellos cada año se proveían de su propio aceite, vino, harina, leche, etc.

La variedad de este auto-abastecimiento es una de las bases de la riqueza biológica de la finca que ha sido reconocida como una de las 10 bodegas con mayor índice de biodiversidad de España.

Enoturismo

Y todo lo que os contamos os lo quieren mostrar. Para hacerlo han diseñado unas experiencias de enoturismo realmente espectaculares:

Los Vinos de Mas de Sella catados por VinObjetivo

Video Cata Sinto Centella 2015

Mas de Sella 2014

Sinto Centella 2015

Mas de Sella Carreró 2012

Las Historias de Mas de Sella contadas por VinObjetivo

Mas de Sella el origen: a 1.000 metros de altitud, a 15 minutos del mar

Visitamos la bodega de Mas de Sella y descubrimos el porqué de su calidad

@VinObjetivo – Septiembre 2019