Ana Martínez Bujanda de Bodegas Valdemar: una mujer valiente

Entrevista a Ana Martínez Bujanda: Directora de Márketing y Comunicación de Bodegas Valdemar

ana-web

Ana Martínez Bujanda es una mujer valiente y lo digo porque cuando se incorporó al proyecto familiar de cinco generaciones, Bodegas Valdemar, se introdujo en un mundo en el que la presencia femenina era casi inexistente y lo hizo desde una perspectiva que también era inédita entonces, el Márketing y la Comunicación.

Ahora ambas cosas nos pueden parecer increíbles pero para que esta incredulidad se haya podido producir, mujeres valientes como Ana, han luchado y mucho, y de esa lucha no sólo se ha beneficiado Bodegas Valdemar, sino que ha servido de ejemplo para que muchas mujeres se incorporen a este fascinante mundo y gracias a su empuje y visión, han impulsado la revolución que nuestro sector necesitaba.

Con esta entrevista espero ayudaros a conocer mejor a esta gran mujer del vino que todavía es para muchos desconocida.

VO: Como parte de la 5ª generación de Bodegas Valdemar ¿te planteaste en alguna ocasión trabajar en otra empresa que no fuera la familiar?

La bodega ha sido desde niña un lugar de referencia para mí,  venía junto a mi padre los fines de semana mientras él la enseñaba. Mis hermanos y yo hemos jugado a escondite entre barricas y tanto los viñedos como los vinos siempre han estado presentes en las conversaciones en mi casa. No concibo no vivir rodeada de los viñedos ni pasear a diario por la bodega. Me siento muy afortunada de poder trabajar en lo que para mi es una pasión.

VO: Tus pasos ¿siempre se han encaminado al márketing y la comunicación? ¿Alguna vez te ha tentado la enología?

En realidad, primero estudié en Navarra Dietética y Alimentación Humana para adquirir base de química y con la idea de luego, seguir por Enología pero me interesaba mucho el mundo de la Comunicación y del Márketing. Por ello, al finalizar en Pamplona, estudié Márketing. Lo maravilloso es que puedo compatibilizar ambas. Mi padre, mi hermano yo decidimos junto al Director Técnico (Antonio Orte) el estilo de todos nuestros vinos.

Trabajamos juntos en todo el proceso desde los cuidados en el viñedo hasta todos los pasos de su elaboración.

familia

VO: ¿Cómo vives el campo?

Como te comentaba antes, es algo que lo he vivido desde niña por ello forma parte de mi vida de una forma natural. Mi abuelo era un gran amante de las viñas y amaba cada finca de una forma que nos ha transmitido a mis hermanos y a mí.

En mi caso además he encontrado una forma de expresar mi pasión por ella y es a través de mi otra pasión; la fotografía.

En Valdemar la tierra es un pilar fundamental. Nuestros vinos no tendrían sentido sin el trabajo anterior que realizamos en cada uno. Llevamos años estudiando cada finca, cada parcela para obtener lo mejor de cada una y lograr una personalidad en cada uno de nuestros vinos.

VO: ¿Cómo vives la creación de los vinos?

Como todo en Valdemar surge de la tierra. Nosotros trabajamos y estudiamos cada finca y cada parcela individualmente. Y muchos de nuestros vinos, sobre todo los vinos de parcelas son fruto de ese trabajo. Es apasionante cuando catas la evolución de una parcela y vas viendo a través de su evolución la capacidad y personalidad para hacer un vino propio de ella.

No sólo los vinos de parcelas son emocionantes. Es increíble ver como cada año la evolución de los viñedos y de la cosecha varía y hace que cada año, elaborar y decidir los tipos de vinos, sea diferente e inigualable.

Bodegas-Valdemar-nieve

VO: ¿Qué opinas del terruño o terroir? ¿Es algo real para vosotros o una mera herramienta de márketing?

El terroir, terruño , el suelo o como lo quieras llamar es algo fundamental, es lo que nos va a definir el estilo y la personalidad. Nosotros creemos en él desde siempre, de hecho es uno de nuestros pilares principales. Entendiendo terroir como no sólo el suelo o el terreno sino el clima y sobre todo la tradición y el factor humano. Cómo inter-actuamos con él, cómo los estudiamos, escuchamos y trabajamos. Una misma finca llevada por unos o por otros nos da personalidades diferentes y eso es algo maravilloso y es fruto de esa tradición, de llevar años cuidando y entendiendo nuestras fincas.

VO: ¿Qué porcentaje de vuestra elaboración va al extranjero y qué importancia le dais a la exportación?

Actualmente más del 70% va a la exportación, estamos presentes en más de 55 países de los 5 continentes. La exportación para nosotros es fundamental, llevamos más de 30 años dando a conocer nuestros vinos fuera y hemos logrado una imagen de vinos de calidad. Es algo que cuesta muchos años y mucho trabajo pero es muy satisfactorio.

VO: ¿Cómo se ven los vinos españoles en el extranjero? ¿Y los de Bodegas Valdemar?

El término vinos españoles es muy amplio y obviamente hay vinos de todo tipo bajo ese paraguas. Pero en general creo que se esta dando cada día más a conocer.

En Valdemar somos muy conocidos por nuestros vinos reservas y grandes reservas. Algo que es fruto de muchos años dándolos a conocer y demostrando su calidad.

VO: ¿Es fundamental creer en tus vinos para venderlos?

Por supuesto, como todo en esta vida.

Si no crees y estás convencido de la calidad de los que ofreces el consumidor lo siente.

ana-2-web

VO: ¿En qué lugar se encuentra el sector del vino dentro del panorama económico nacional?

El vino se encuentra presente en muchas comunidades y en algunas de ellas como en La Rioja es un sector fundamental. Además, desde hace unos años el sector del vino no se centra sólo en el producto del vino como tal sino que además abarca el Enoturismo que esta en creciente desarrollo.

Para un país como España, con una importancia tan grande del turismo, creo que gracias al Enoturismo estamos consiguiendo que la gente viaje también a otras zonas a las que antes casi no llegaban, y lo que es más importante ser capaces de ofrecer otro tipo de servicios y actividades que hacen España como destino mucho más interesante y enriquecedor.

VO: Ocupas este cargo desde 1999. En estos 19 años ha habido una auténtica revolución en el mundo empresarial, de la comunicación, prensa…: la revolución digital ¿De qué manera crees que ha afectado al sector del vino?

Ha cambiado totalmente. Cuando acabé mis estudios y me puse a trabajar en la bodega recuerdo que sólo había un ordenador conectado a internet.

El consumidor sólo podía saber de vinos por los periodistas especializados o los sommeliers.

Hoy en día existen cientos de medios donde la gente no sólo puede informarse de los vinos si no opinar y compartir en el momento lo que esta bebiendo y su opinión. Creo que es maravilloso, aunque como todo hay que aprender a conocer y valorar cada fuente.

Tanto en el mundo del vino o como en cualquier tema estamos todos aprendiendo y adaptándonos a esta nueva forma de comunicarnos y aprender.

VO: ¿Crees que se debe dirigir la comunicación y el márketing del vino de la misma manera que en otro tipo de industrias, por ejemplo la industria del calzado?

Supongo que cada producto tiene una forma diferentes de comunicarse. El vino forma parte de un mundo muy de experiencias y que se asocia al ocio, a los buenos momentos y la compañía. Por ello tiene una forma de sentirse y por tanto, de comunicarse, diferente.

Eso también nos obliga a ser muy exigentes con la calidad de lo que ofrecemos porque cuando alguien abre una botella de vino quiere disfrutar, sentir y emocionarse con ella y no le podemos defraudar.

VO: ¿Cómo enfocas la comunicación del vino?

Creo que hay que comunicar lo que hay detrás de cada vino, la personalidad, la historia no sólo del viñedo, sino la humana que hay detrás. Cada vino es una experiencia y cada vino es fruto de mucho trabajo, pero sobre todo de mucha pasión y muchas ilusiones. Eso es lo que me gustaría trasmitir.

VO: ¿Dónde pasas más tiempo, en el despacho, en bodega o viajando en labores de difusión?

Hay que estar en todos los lados, en el despacho, en la bodega, en el campo y viajando. A veces es difícil compaginar todo pero por suerte, estamos un equipo muy bueno detrás de Valdemar para poder abarcar todos los aspectos.

Me encanta estar en la viña, ver y sentir donde empieza todo pero también es maravilloso estar al final del trayecto, es decir catando con las personas. Viendo lo que sienten los demás con esos vinos y en lo que puedes mejorar.

finca-Alto-Cantabría

VO: ¿Dónde te gustaría pasar más tiempo?

En el campo, sin duda.

VO: Se está viviendo una época muy bonita en el mundo vitivinícola con una explosión de pequeños proyectos, con gente joven que tiene mucha ilusión y empuje, con una vuelta al campo, a la tierra. Una bodega de la envergadura de Bodegas Valdemar ¿cómo vive este movimiento? ¿Formáis parte de él o os mantenéis al margen?

Nuestra filosofía siempre ha sido tener como fundamento y motor el campo, nuestras fincas, nuestras parcelas. Y así es como lo hacíamos antes, ahora y espero que en el futuro. Es estupendo que haya nuevas generaciones de viticultores que ayuden a poner en valor el campo y lo que de verdad importa.

VO: Tú y tu hermano Jesús sois la quinta generación de esta bodega familiar ¿Qué cambios habéis implementado no sólo en la estructura empresarial sino en el campo puramente vitivinícola?

Somos la quinta generación, lo primero, hemos aprendido todo lo que nos han transmitido las anteriores. Hay que ir aplicando cambios, poniéndose al día, pero sin olvidarnos de nuestras raíces y de todo lo que nos han transmitido. De hecho ahora se está volviendo mucho a las raíces. Hay que avanzar, pero sin olvidarnos de los aprendido.

Supongo que lo que hemos incorporado es sobre todo energía para hacer nuevas cosas y nuevas formas de entender como acercarnos al consumidor. En nuestro caso ha sido mucha vuelta al campo, a re-aprender de él.

VO: ¿Hasta qué punto estáis presentes en la viticultura y elaboración de los vinos de Bodegas Valdemar?

Estamos día a día. Es cierto que tenemos un equipo muy preparado y muy profesional pero aun así trabajamos mano a mano para elaborar los vinos que muestren la personalidad que nos define. Es un trabajo en equipo y precioso.

VO: En los últimos años parece que se ha producido un des-entendimiento entre elaboradores y denominaciones de origen. ¿Cuáles crees que son las causas?

Cada día hay más productores y las denominaciones van creciendo, los tiempos y las formas de elaborar cambian. Eso hace que debamos todos adaptarnos y evolucionar, a veces lleva tiempo, pero estoy convencida que con esfuerzo de todos se puede lograr. Al final las denominaciones las hacemos entre todo no hay que verlo como algo externo.

VO: ¿Cómo habéis vivido, en el caso de la D.O.Ca. Rioja, el abandono de bodegas icónicas como Artadi?

Cada uno tiene que tomar el camino que crea adecuado para su empresa. Nosotros respetamos mucho la opinión de cada uno, tanto de los que se quedan como de los que se van.

VO: Hay una corriente de opinión que considera que las nuevas etiquetas de la D.O.Ca. Rioja (vinos de municipio, vinos de parcela) son un intento para frenar futuras fugas ¿Estáis de acuerdo? ¿Opináis que llega demasiado tarde?

Creo que son un camino de evolución y de adaptarse a nuevos tiempos. Los cambios como decía llevan tiempo y a este hay que dárselo e ir aprendiendo y mejorando.

VO: ¿Qué os lleva a elaborar vinos fuera de España?

En nuestro ADN siempre ha estado generación tras generación, un carácter pionero, de hacer algo que marca la trayectoria de nuestra bodega.

Mi hermano Jesus y yo buscábamos algo que nos abriese nuevos horizontes. Teníamos claro que queríamos salir fuera de España

ana-washington-2.jpg

VO: ¿Por qué Estados Unidos? ¿Por qué el Estado de Washington?

El ir a Washington tuvo en primer momento un carácter emocional, como casi todo en nuestra historia, ya que Jesus estudió parte de su carrera allí y estaba enamorado de esa zona. Luego la conocimos mi padre y yo y fue flechazo a primera vista. Es más, desde nuestro primer viaje teníamos claro no sólo que fuera Washington sino que la bodega tenía que estar en Walla Walla.

Es una zona maravillosa, no sólo sus tierras, el potencial de sus viñas, sino la forma que tienen de entender el mundo del vino. Hay mucha pasión. Están en un momento precioso de crecimiento de búsqueda de terrenos increíbles y nosotros queremos forma parte de esa historia de esa zona.

Es un sueño increíble para nosotros. Y por qué no, llevar una parte de Rioja allí.

alto-cantabria-web

VO: Llevas 19 años ocupando un cargo directivo en un sector que a menudo se ha considerado muy masculino y conservador ¿Te has encontrado con alguna traba durante estos años por ser mujer?

Como en todos los sectores. Es cierto que en muchos momentos es más complicado ser mujer y como bien dices en un mundo tan masculino como era este en 1999 cuando yo entre.

Me quedo con lo positivo, hoy en día hay muchas más mujeres en él, grandes mujeres que están haciendo cosas increíbles.

En bodega mismo, somos ya muchas y en puestos importantes.

Creo que la mujer esta aportando una forma distinta y muy interesante que esta enriqueciendo mucho el mundo del vino, desde el campo, la elaboración y la forma de darlo a conocer.

VO: El sector del vino está considerado como uno de los más perezosos a la hora de incorporarse al mundo digital ¿crees que esa falta de mujeres en puestos directivos puede haber influido en ese retraso?

No te sabría decir si esta relacionado con ello. Lo cierto es que la revolución digital ha sido tal que esta suponiendo muchos cambios para adaptarse. También hay que darse cuenta que el sector del vino este compuesto en una parte importante por empresas pequeñas o medianas para las cuales actualizarse al mundo digital supone nuevos puestos y mucha formación. Aun así, creo que poco a poco se esta haciendo, sobre todo los últimos años.

VO: Estás casada y tienes hijos ¿Es/ha sido fácil? ¿Merece/ha merecido la pena?

Estoy casada desde hace 18 años y tengo una niña de 14 y un chico de 13. En mi caso el apoyo tanto de mi marido como de mis hijos ha sido y es total. Tengo la fortuna de tener una pareja que ha entendido mi trabajo y sobre todo que la bodega es parte de mi vida y nunca me ha frenado en nada.

Cuando hace dos años les conté nuestro sueño de ir a USA y los viajes y tiempo que iba a conllevar, sólo recibí de ellos más fuerzas para lograrlo. Supongo que sin ellos esto sería imposible. En ese sentido soy muy afortunada.

 

VO: ¿Cómo ves el reciente, creciente y transversal movimiento de empoderamiento de las mujeres?

Creo que las mujeres aportamos como te decía una visión nueva y nuevas formas de entender las distintas profesiones y trabajos que enriquece lo anterior. Tenemos que aprender a trabajar juntos y unir nuestras cualidades y fuerzas.

VO: Releyendo la entrevista son varias las conclusiones que extraigo de ella, pero la que tiene más peso y fuerza es el firme convencimiento de Ana y su empecinamiento en el concepto de unión, trabajo en común, aunar fuerzas, equipo… Nunca se atrae ningún mérito, desecha el protagonismo que por derecho merece, esto,

además de confirmar mi adjetivo de valiente, me obliga a añadir otro, admirable…

©Mara Funes Rivas – Julio 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .