Vicente Flors abandona una cómoda vida con un trabajo de oficina por apostar por la reanudación de la actividad vinícola familiar en la comarca de Les Useres.

Desolado por el abandono de la tradición, Vicente decide encarar una nueva fase de la viticultura y elaboración del vino en la región que combine los últimos conocimientos académicos con un respeto por el equilibrio entre la tierra, el clima y las variedades.

El resultado son los vinos de Bodega Flors, vinos elegantes y con marcada personalidad, vinos que buscan la máxima expresión de la tierra y de las variedades de las que proceden pero que al mismo tiempo resultan expresivos y deliciosamente fáciles de beber.

Los vinos de Bodega Flors