Las Seis Alhajas Graciano 2015: En estado de gracia

  • Bodega: Bodegas Valdemar
  • D.O./Origen: Rioja D.O.Ca.
  • Variedad: Graciano 100%
  • Crianza: El vino realiza una crianza de 24 meses en barricas nuevas de roble americano de grano fino
  • Graduación: 14º
  • Precio aproximado en internet: 19€
  • Fecha de cata: Catado por el equipo de VinObjetivo el 11/2/2019

Información de interés: El vino procede de la parcela Las Seis Alhajas en la que en la década de los 90 Bodegas Valdemar recuperó 6 clones diferentes de la variedad Graciano a partir de cuya selección nace este vino de producción muy limitada, sólo 4.114 botellas

Apreciación: La etiqueta tiene un diseño con un claro mensaje visual que combina las notas doradas que pueden relacionarse con alhajas, con el dibujo de la parcela de la que el vino procede.

El vino tiene un bonito color rojo picota con reflejos granates que van girando hacia el rubí, con capa media y buen brillo.

Los aromas son de fruta roja y negra concentrada y madura, aderezados con pinceladas florales de lavanda y violeta, sobre una ligera capa láctea de nata líquida. En conjunto da un sensación aromática muy aterciopelada.

La subida de la temperatura y el juego con el oxígeno nos traen chispas de pimienta negra en excelente contraste con la fruta y las flores que comentábamos antes. Posteriormente asoman aromas balsámicos de pino, comedidos pero francamente elegantes.

La entrada en boca ofrece un ajustado equilibrio entre su potente fuerza tánica y su delicioso sabor frutal que como en nariz, tiene como protagonista a la fruta roja y negra en sazón sobre fondo de nata líquida.

Es de tacto muy amplio y ofrece sensaciones muy frescas gracias a su buena acidez. Es persistente y sabroso, desplegando un abanico de especias que le dan un toque sápido: comino, pimienta blanca y pimentón.

Valoración global y recomendación de consumo: Nos encontramos ante un vino que aunque tiene ya cuatro años, va a gozar de una buena proyección en el tiempo que va a potenciar su carácter frutal.

Un vino para sentarse a comer con él y seguir disfrutándolo tras terminar de hacerlo, pareja perfecta de carnes como el lechazo, el cochinillo y el cordero, ofrece un excelente contraste con quesos muy maduros.

©Mara Funes Rivas – Marzo 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.