Finca Zarzamochuelo 2015: La personalidad de su finca

  • Bodega: Bodegas Zugober
  • D.O./Origen: Rioja Alavesa – D.O. Ca. Rioja
  • Variedad/es: 90% Tempranillo, 10% Graciano procedente de un viñedo de más de 35 años que se vendimia a mano
  • Elaboración: Los racimos seleccionados son despalillados y pasan a depósitos de acero inoxidable de 4.000 l donde realizan la fermentación alcohólica con temperatura controlada
  • Crianza:  La fermentación maloláctica la realizan en barricas de roble francés donde permanecen durante 16 meses
  • Graduación: 14º
  • Fecha de cata: Cata a ciegas llevada a cabo el 19/11/2019

Información de interés: Vino de una única parcela situada a medio camino entre Lapuebla de Labarca y Laguardia, a 470 m de altitud, con suelo de tierra antigua, humilde y sobrio. El viñedo se cultiva con ausencia de herbicidas y pesticidas

Apreciación: El diseño de la etiqueta tiene mucha intensidad sin perder elegancia. Llama la atención y obliga a fijar la vista en él por su fuerza cromática sobre blanco. El vino tiene color rojo picota muy oscuro con algún reflejo todavía amoratado, muy limpio y brillante.

En nariz destaca la buena calidad de su fruta roja y negra, en el punto de sazón que prodiga aromas comedidamente golosos.

Sin embargo no tarda mucho en desplegar un crisol de elegantes aromas de terruño y crianza, con finos cueros, sutiles ahumados, la seriedad de la hoja de tabaco y la frescura balsámica.

Una nariz equilibrada, con un perfil clásico en la que se combinan las notas de suelo (toques minerales y leña) con la exquisitez de los polvos de talco envueltos en una capa láctea.

En boca tiene una entrada amplia y sabrosa, con buena estructura y la frescura de una alta acidez. El tanino es noble y por ello sutilmente dulce, es ancho, sabroso, frutal y se despide con un toque amargo.

Valoración global y recomendación de consumo: A subrayar su complejidad en nariz que dará sin duda juego de maridaje. Estamos ante un vino con cinco años ya y en un gran momento de forma, al que todavía le quedan años de dar disfrute.

Su corte clásico, su buena fruta y deliciosa frescura lo convierten en pareja perfecta de carnes especiadas, carnes asadas (cordero, cabrito, roast-beef), caza mayor, caza menor y todo aquello que pondrías sobre una parrilla.

©Mara Funes Rivas – Enero 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .